Tarjetas bancarias; todo lo que siempre quisiste saber

 

En el pasado, las opciones para pagar eran reducidas, y obtener financiamiento para cualquier tipo de compra era difícil, y muchas veces constituía largos y complejos procesos llenos de papeleos, filas e interminables formularios.

Hoy en día, tenemos dos ventajas a nuestro favor en el momento en que queremos solicitar tarjetas de crédito.

Por un lado, la alta demanda de productos de financiamiento ha ayudado a que surjan muchísimas empresas diseñadas para ayudar a las personas que necesitan financiamiento y se encuentran en diferentes tipos de situaciones económicas.

Por el otro lado, la ventaja de la comunicación online, las redes sociales y el internet de alta velocidad, te permite comparar todas las opciones de tarjetas de débito, crédito o líneas de crédito sin necesidad de que salgas de tu casa.

Si quieres saber todo lo necesario para tomar una decisión informada, te invitamos a que continúes leyendo.

Diferencia entre débito y crédito y línea de crédito.

Si somos nuevos o poco experimentados en el área de las finanzas personales, puede ser que encontremos confusa la terminología aplicada, sobre todo si tomamos en cuenta que en el lenguaje coloquial se suele utilizar el término “tarjeta de crédito” como sinónimo de cualquier medio de pago realizado con un plástico.

diferencias tarjetas bancarias

Pero la verdad es que hay una diferencia considerable entre tarjeta de débito y tarjeta de crédito.

Ambos son productos realmente útiles y que nos pueden ayudar a llevar un mejor control de nuestra economía personal, sobre todo si no tenemos efectivo disponible todo el tiempo, ya que ambas funcionan como métodos de pago en la mayoría de los establecimientos formales alrededor del mundo entonces ¿Cuál es la diferencia entre ambas?

Diferencias entre Tarjetas de crédito y Tarjetas de débito

La tarjeta de débito funciona como una herramienta de ahorro y de control de gastos, en la cual podrás invertir la cantidad que tú desees y podrás utilizar a tu antojo. Si te quedas en 0, no pasa nada, simplemente no podrás seguir realizando compras.

Por lo general, estas tarjetas se utilizan para guardar nuestro dinero y crear un fondo de ahorro considerable para el largo o mediano plazo, aunque hay quienes la utilizan simplemente como un monedero.

Es importante considerar que dependiendo de cada banco y del tipo de tarjeta de débito que contrates, puedes ser acreedor a comisiones por no contar con un saldo mínimo, por no utilizarla, o por muchas otras situaciones. Es por eso importante que revises desde el principio las características de tu tarjeta, pero siempre es muy útil y recomendable contar con una.

Por su parte, la tarjeta de crédito es una forma en la que puedes financiar tus compras y gastos a corto o mediano plazo. Es decir, funcionan como un préstamo, en la cual tu banco te otorga cierta cantidad de dinero que podrás utilizar durante el mes para lo que quieras, siempre y cuando, al momento en que llegue la fecha de corte, cubras los gastos que realizaste durante el mes.

Por lo general, si cubres la totalidad del dinero utilizado, no tendrás que pagar intereses sobre tus gastos, pero si decides fraccionar tus pagos o solo pagar el mínimo requerido para conservar tu crédito, se te cobrarán intereses de acuerdo a lo establecido en el contrato.

Es así como te podrá servir de mucho si logras realizar los pagos a tiempo, y en caso de decidir fraccionar tus pagos, podrás ver que los intereses son muchos menores a los que obtendrías por un préstamo personal tradicional.

¿Y sobre las líneas de crédito?

Lo anteriormente mencionado sobre las tarjetas de crédito es sin duda alguna una opción que todas las personas deberían considerar, no solo para el gasto diario, sino también para hacerle frente a gastos extraordinarios y estar preparados en caso de necesitarlas

Este tipo de tarjetas, así como otro tipo de instrumentos de financiamiento personal funcionan bajo líneas de crédito. Una línea de crédito es simplemente la cantidad límite que se te prestará o se te otorgará durante determinado tiempo.

Es así como encontramos líneas de crédito en tarjetas, préstamos personales, microcréditos, hipotecas, y muchos otros instrumentos de financiamiento personal en los cuales se establezca un límite sobre la cantidad de dinero que podemos utilizar a cambio de la devolución del préstamo con sus intereses y comisiones correspondientes.

Adicionalmente, podremos encontrar en línea opiniones y recomendaciones reales de clientes que ya hayan utilizado los productos financieros que estamos contemplando.

Es así como tenemos todo para tomar la mejor decisión al momento de contratar un producto que nos ayude a realizar pagos y facilitarnos la vida.

Cómo elegir entre una tarjeta de crédito y una tarjeta de débito

Probablemente ahora te estés preguntando cuál es la opción que conviene más para cubrir sus necesidades y ayudarte a administrar de la mejor manera posible tus ingresos y tus gastos.

Por un lado es posible que tengas una tarjeta de débito y que con ella realices todos tus pagos, pero puede ser un poco difícil ajustarse a un presupuesto y lograr ahorrar lo que te propones si tienes todo tu dinero disponible todo el tiempo.

Por otro lado tener una tarjeta de crédito te permite controlar tus gastos sabiendo que tienes un límite, teniendo también la oportunidad de tener el dinero que necesites para las situaciones difíciles, pero puede llegar a generarte muchos intereses y comisiones si no pagas a tiempo.

Así como dependiendo de lo que deseas hacer con tu dinero y la forma en que buscas administrarlo tendrás que elegir entre una tarjeta otra.

¿Qué tipo de tarjeta bancaria elegir según nuestras necesidades?

Tarjeta de crédito: Si lo que necesitas  es en cambio es un instrumento financiero que te ayude a gestionar sus pagos en cómodas mensualidades o que te permita tener siempre disponible cierta cantidad de dinero, lo recomendable es que utilices una tarjeta de crédito.

Podrás acceder a límites de crédito que se ajusten a la situación financiera por la que estás pasando actualmente, para que no te endeudes con gastos que simplemente no puedas cubrir.

Siempre debes de considerar las tasas de intereses las comisiones y los demás gastos que se desglosan del manejo de una tarjeta de crédito o de cualquier otro instrumento que maneje a una línea de crédito, ya que en algunos casos estos pueden llegar a ser muy altos. Lo más recomendable es que analices cada una de las opciones disponibles en línea dónde podrás encontrar toda la información relevante a tu tarjeta de crédito.

Tarjeta de débito: Si lo que buscas es un instrumento financiero con el cual puedas gestionar tus ahorros y tener siempre un apartado de dinero que vaya aumentando conforme el tiempo, lo más recomendable es que consigas una tarjeta de débito.

La gran ventaja de contar con una tarjeta de débito el que no se pagan intereses y comisiones de la misma manera que meneas con tarjeta de crédito, simplemente tendrás que pagar los gastos de administración de cuenta, los cuales generalmente se cubren con una cuota anual, e incluso, muchos bancos ni siquiera piden este tipo de comisiones.

Simplemente te piden que mantengas un saldo mínimo en tu cuenta. No es recomendable que utilices una tarjeta de débito para hacer las compras del diario por esto que puedes llegar a acabar con tus ahorros sin que te des cuenta

 



Tags
Weemba.es no es una entidad financiera, no prestamos dinero y/o servicios. No recogemos solicitudes de crédito ni pedimos información. Sólo facilitamos el acceso a otras webs en las que puedes pedir dichos productos y servicios. No somos responsables de la exactitud, veracidad, actualidad y utilidad de los productos, contenidos y servicios ofrecidos, ni de la utilización posterior que de ellos haga el USUARIO. El USUARIO tiene la total responsabilidad de comprobar que la información es correcta.
Somos tu comparador de Confianza. Nuestro equipo está formado por asesores expertos en temas de financiación e inversión. Nuestros asesores financieros y especialistas te ayudan en cada artículo que escriben. Simplemente comparamos productos financieros y servicios.
Weemba.es cumple con La Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), y con el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre (LOPD). Así mismo con el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la (RGPD). Y la Ley 34/2002, de 11 de julio (LSSICE ó LSSI).

Weemba.es utiliza cookies propias y/o de terceros para la navegación, ofrecer contenidos, publicidad de interés y realización de perfiles. Para más información sobre las cookies, visita política de cookies o acepta las cookies haciendo click en el botón Aceptar.

Ajuste de Cookies

A continuación te mostramos los ajustes y configuración de cookies de nuestra web. Haz click en guardar ajustes de cookies para aplicar los cambios.

NecesariasNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticasNuestro sitio web utiliza cookies analíticas para hacer posible analizar nuestro sitio web y optimizarlo con el propósito incrementar la experiencia del usuario.

Redes socialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y Facebook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicidadNuestro sitio web coloca cookies publicitarias para mostrarle anuncios de terceros en función de sus intereses. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

OtrasNuestro sitio web coloca cookies de terceros de otros servicios de terceros que no son analíticos, redes sociales o publicidad.